Aprendiendo a sahumar

Armonización energética con el sahumador.

50964414_10157023766574375_8677843978319560704_n

Los espacios, así como nuestro cuerpo, absorben la energía de todo el ambiente, es decir de las personas que lo habitan, de los objetos, de las emociones, de las palabras que se dicen e incluso de los humores que desprende una persona que provienen de sus residuos metabolicos que el organismo emana. Por ello, un espacio, también lo podemos percibir con cualidades como ligero, pesado, o desarmonizado.

El sahúmar es un ritual muy antiguo y sagrado que permite que la energía estancada circule. Las culturas ancestrales eran profundamente conscientes de que la naturaleza ofrece todo lo que el ser humano necesita para sanar el cuerpo físico y el alma. Las plantas medicinales son parte esencial de la sabiduría de la tierra y te regalan la posibilidad de transformar la energía de un espacio para atraer amor, calma, claridad.

Esta práctica consiste en quemar hierbas, resinas, maderas, polvos y flores sobre un carbón vegetal encendido, dentro de un cuenco apto para altas temperaturas. El humo que sale de esta unión se distribuye por todo el espacio que necesita purificarse.

¿QUÉ NECESITAS PARA SAHUMAR?

Sahumar requiere de una iniciación en las diferentes tradiciones, sin embargo, de manera práctica, también la puede realizar cualquier persona con la intención de realizarlo. Por lo que necesitará:

– Un recipiente que soporte el calor, como una sahumadora de barro o cerámica. (popoxcomitl)

– Carbones o madera.

– Las hierbas o mezcla de hierbas que necesites según cuál sea tu intención.

– ¡Un propósito claro! Puedes preguntarte: ¿para qué voy a encender este sahúmo? ¿qué necesito? ¿claridad, limpieza, confianza o tranquilidad?

sahumar

ALGUNAS HIERBAS ESENCIALES

Romero: limpia energéticamente y aumenta la confianza.

Salvia: purifica el entorno y protege de energías densas.

Lavanda: calma la ansiedad, aquieta la mente y propicia el sueño profundo.

Ruda: absorbe y aleja energías negativas.

Copal: purifica el ambiente rápidamente e impulsa cambios positivos.

Mirra: aleja malos pensamientos y favorece la meditación.

Sándalo: abre caminos y ayuda a materializar los deseos.

Canela: levanta el ánimo y estimula el deseo sexual.

Tabaco: ayuda a enraizar, enfocar y volver al centro.

Incienso: limpia, bendice espacios y potencia la conexión espiritual.

¿CÓMO SAHUMAR?

Con el espacio limpio, primero debes encender el carbón vegetal dentro de la sahumadora. Libera el primer humo que desprende en el exterior. Luego, con las puertas y ventanas cerradas, deposita las hierbas sobre el carbón y recorre todo el ambiente con el humo sagrado. Es ideal comenzar por las esquinas más alejadas: son los puntos donde la energía se estanca.

Mientras sahúmas puedes cantar mantras o repetir una afirmación positiva que enfoque tu mente en aquello que deseas atraer o liberar. Deja que la intuición te guíe.

Cuando finalices con el ambiente, puedes recorrer tu cuerpo con el humo, desde la coronilla hasta los pies, para purificar energéticamente tu campo áurico.

Deja que el carbón se apague solo y abre las puertas y ventanas, agradeciendo que el humo se lleve todo lo negativo.

CUÁNDO SAHUMAR

– Cuando sientas la energía densa o incómoda.

– Cuando necesites cerrar un ciclo e invocar lo nuevo.

– Cuando te mudes

– Cuando quieres conectar con el poder de la naturaleza.

– Cuando quieres regalarte un momento de conexión y un mimo para tus sentidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *